sábado, 4 de febrero de 2012

Joaquín Sabina

© Leo Cobo
                     De cuando el frío, el arte, la tertulia, el café y el tabaco podían convivir alegremente.